Contáctenos
Escrito por Charlene Gilardi
23 abril 2019

 

 

El rendimiento de una empresa es estrechamente ligado al bien estar de sus equipos.  Los riegos psicosociales, la seguridad en el lugar de trabajo y la comodidad de los empleados son sujetos de una atención cada vez más sostenida de parte de los dirigentes. La noción de bien estar en el trabajo es un concepto inclusivo, que es de alcance más amplia que las nociones de sanidad física y mental.

Una problemática generalizada

Este fenómeno es real en las funciones de apoyo, tal como los recursos humanos, la contabilidad y los agentes comerciales, pero constatemos también un fenómeno inverso con las personas que trabajan en los talleres o en obras.

Para ellos es la posición de pie que se convierte en un riesgo mayor, llevar cargas pesadas o bien las contracciones vinculadas a movimientos propios a los trabajos de producción o de construcción.                                                                                                                                                                             

Posición en la oficina

El objetivo es disminuir el riesgo de dolor ligado a las malas posiciones y reducir al máximo los trastornos musculo esqueléticos. La meta es también sensibilizar los empleados para que escuchen a su cuerpo para cuidarlo de la mejor manea.

Los estudios muestran que un individuo medio que tiene un trabajo de oficina pasa entre 8 y 12 horas cada día sentado (frente a un despacho, de un televisor, o en los transportes). Al final de su vida, hubiera pasado alrededor de un tercio de su vida sentado, y la mayoría del tiempo sentado a un despacho. Entonces es esencial mejorar su postura cuando se trabaja frente a una pantalla, respetando algunos elementos importantes:

450_1000

                                                                                                            Limitar el sedentarismo

 También se aconseja hacer micro pausas. En efecto, hoy en día el sedentarismo: el trabajo sentado, los desplazamientos en transportes … son fuentes de problemas de salud y provocan costes faraónicos.

A pesar de una buena postura, estar sentado durante varias horas cada día aumenta de manera significada los riesgos de varias enfermedades. El mejor favor que puede hacer a su cuerpo y a su espalada es evitar el sedentarismo.

Para reducir el tiempo sentado, haga micro pausas (30 segundas a 2 minutos).

¡Levántese y estírese! También puede realizar algunos ejercicios:

                                                      

                                    postura_espalda

             

Mejorar las posturas

Esos últimos años, numerosas soluciones ergonómicas fueron puestos en marcha por las empresas para limitar el riesgo de heridas vinculados con la manutención.

La adaptación de buenas posturas va completando las adaptaciones ergonómicas. Para los operadores que trabajan en talleres o al exterior numerosos cursos son propuestas para trabajar sobre los gestos y posturas que se deben adoptar para trabajar en total seguridad.

Abajo algunos consejos para reducir la presión ligado a llevar cargas pesadas:

  • quedarse frente a la carga para evitar la rotación de la columna,
  • conservar los brazos extendidos para limitar el cansancio de los brazos
  • poner los pies horizontalmente para quedar estable y en equilibrio
  • exhalar cuando se levanta la carga para evitar el bloqueo respiratorio 
  • ubicar las manos y los brazos entre las piernas para poder acercar la carga del cuerpo sin estar molestado para ellas
  • adaptar la velocidad de levantamiento: no demasiado rápido (no crear pico de presión) ni demasiado lento (aprovechar de la inercia de la carga).
  • limitar los perjuicios exteriores

Limitar los perjuicios exteriores

Perjuicios exteriores también pueden perturbar el confort en el lugar de trabajo. El ruido y los avatares climáticos son dos ejemplos.

Para limitar las molestias ligadas al ruido, los equipos pueden ser equipados de tapones para los oídos o de cascos en función de la intensidad y del tiempo de exposición a los ruidos. Las molestias ligadas a los avatares climáticos conciernen mayoritariamente los equipos que trabajan en el exterior.

A veces, las condiciones pueden ser agotadoras especialmente en invierno con viento y lluvia.

Para proteger los equipos que tienen que trabajar en el exterior, algunas empresas eligen de equiparse de un edificio modular permitiendo de trabajar protegido del viento y en un lugar seco.

 

Háganos saber lo que pensó sobre este artículo

Escriba su comentario a continuación

Otros articulos